menu

playboy full

PRIMER MANIFIESTO ARCHIENEMY

Porno Arquitectónico 
El colectivo archienemy tiene como uno de sus objetivos el de tratar de volver a recuperar el sentido original de la palabra arquitectura. Para ello, queremos lanzar nuestro primer manifiesto archienemy dirigido a arquitectos de todo el mundo que estén interesados en firmar esta iniciativa.
En los siguientes números iremos publicando otros manifiestos con el fin de continuar nuestra pequeña lucha por cambiar el mundo.

1:La prostitución de la arquitectura
Pensamos que la arquitectura actual se está prostituyendo en favor del poder comunicacional imperante en el siglo XXI. Con el auge de Internet y de los medios de comunicación en general, la arquitectura se está convirtiendo en fiel servidora de los mismos, los medios de comunicación necesitan carne fresca para publicar y los arquitectos a través de nuestros proyectos nos hemos convertido en fieles suministradores de imágenes y más imágenes para publicar. Y así la arquitectura se está transformando más en apariencia de arquitectura que en esencia de arquitectura, igual que ocurre por cierto con el Facebook y el Tinder y todas las redes sociales que tienen como una de sus graves consecuencias la de convertir la esencia del hombre en la apariencia del mismo.

2: Porno arquitectónico
El filósofo Byung-Chul Han, en su libro La salvación de lo bello, entre otras cosas explica que vivimos en una sociedad pornográfica dónde todo se debe mostrar, mostrar y mostrar hasta la náusea sin esconder absolutamente nada, y esto le está quitando preocupantemente el encanto a las cosas, pues el hecho de “tapar” es lo que les confiere a los objetos un valor erótico, bello y enigmático. Los medios de comunicación han supuesto un enorme aliciente para afirmar y acelerar este fenómeno hasta límites insospechados. Como dice el filósofo: “La pornografía como desnudez sin velo ni misterios es la contrafigura de lo bello. Su lugar ideal es el escaparate”.
La arquitectura se ha convertido entonces en ese mero escaparate de arquitectura, en pornografía de arquitectura, y ha dejado de ser arquitectura en su sentido clásico como obra edificada desligada de ese gran lastre comunicacional. Hoy, el producto arquitectónico no tiene sentido sin su exposición. El escaparate mediático ya no sirve a la arquitectura, sino que la arquitectura sirve al escaparate mediático. Igual que las actrices y actores porno deben ser maquillados y retocados en Photoshop para tratar de excitar al consumidor, la arquitectura debe ser a su vez también “maquillada, retocada y modificada” para gustar al consumidor de porno arquitectónico.

3: Ganancias arquitectónicas vs pornografía arquitectónica
Igual que una persona debe sonreír en su foto de perfil de su cuenta de Facebook porque debe parecer feliz ya que existen miles de contactos que la observan y la juzgan continuamente, también ocurre que la arquitectura debe a su vez “sonreír” para que parezca también arquitectura feliz y así sea publicada en las revistas y en las webs especializadas. Si una arquitectura “no sonríe”, es decir, si su fachada no es seductora, ni sus materiales, ni es fotogénica, ni tiene buenos renders, incluso si sus planos no son seductores, entonces eso significará que no será publicada en los medios de comunicación por lo que conllevará una reducción en las ganancias del arquitecto. Y es que el binomio pornografía arquitectónica-ganancias hoy en día está más consolidado que nunca. Cualquier arquitecto cuando se dispone a proyectar un edificio, sabe que una de sus tareas más sagradas será la de obedecer fielmente a esta premisa obligatoria de que su obra sea afín a los principios de la pornografía arquitectónica.
Y es que la arquitectura, sobre todo la publicada en internet es “mirada” o mejor dicho “consumida” por una cantidad ingente de espectadores que necesitamos saciar nuestra necesidad de imágenes diaria. Y este fenómeno está provocando que a su vez la propia arquitectura se esté modificando y mutando adaptándose a esta demanda creciente de estímulos rápidos y excitantes en la retina del consumidor.

4: Recuperar la arquitectura
Por otro lado, nosotros, en el colectivo archienemy pensamos que la arquitectura debe volver a ser arquitectura y la comunicación de información debe volver a ser comunicación de información, pero no mezclar ambas cosas como está ocurriendo actualmente. Debemos recuperar la arquitectura. En nuestra opinión no existe la neutralidad en la comunicación de noticias (periodismo), tampoco existe la neutralidad en la comunicación arquitectónica, es decir, tanto en el periodismo, como en la arquitectura, como en cualquier otro campo, la comunicación de información nunca será un hecho objetivo. Es por esto que nuestra revista pretende dotar de subjetividad a la comunicación arquitectónica. Es decir, dotar a la información arquitectónica imperante en revistas y medios de comunicación, de un componente subjetivo primordial, que la comunicación de información sea de la forma que sea, vuelva a ser expresión libre de ideas.
Por ello queremos, en este manifiesto, proponer varias medidas dirigidas a los arquitectos críticos que estén de acuerdo con estos preceptos y que estén interesados en volver a alejar a la arquitectura de su lado pornográfico y adentrarla de nuevo en su lado arquitectónico y a su vez, alejar a la comunicación de información de su lado porno-arquitectónico para que la comunicación vuelva a gozar de su lado crítico y comprometido.
Dicho de otro modo, nuestro sueño sería arruinar a todas las plataformas o blogs de arquitectura de internet y a todas las revistas de arquitectura en general, o mejor dicho, nuestro sueño sería que estos medios de comunicación dejasen de ser neutrales y objetivos y políticamente correctos para que comenzaran a ser consecuentes con la responsabilidad político-económico-social que conlleva tener el poder de la comunicación de información. Sabemos que nuestra tarea no es fácil, pero por algo hay que empezar. Para ello vamos a proponer una medida básica que queremos sean firmadas por arquitectos de todo el mundo. Con esto, aunque no lo parezca, estaremos luchando por volver a darle esa dignidad y consistencia tan ausente actualmente a nuestra ancestral profesión de arquitectos.

Que el arquitecto se compromete a rechazar toda publicación de fotos, planos, maquetas, renders, detalles, esquemas, dibujos, bocetos etc…de sus propios proyectos construidos o no, en cualquier medio de comunicación.

Nota: Si usted firma este manifiesto, por favor envíenos una copia escaneada del mismo a info@archienemy.com
De esta manera, usted pasará a formar parte de la base de datos de arquitectos comprometidos que estamos elaborando.
Asimismo, indíquenos también si desea hacer pública su firma o si por el contrario prefiere mantener su privacidad al respecto.

El/la Arquitecto/a ……………………………….
en el día …. Del mes…….……….del año……….
Firma

 

Manifiesto PDF


17th abril 2016
archienemy